Cuando:
5 junio, 2016 a las 12:00 am – 2:00 am Europe/Madrid Zona Horaria
2016-06-05T00:00:00+02:00
2016-06-05T02:00:00+02:00
Donde:
Avda
Viñuelas (junto al kiosko de las flores)
Precio:
Gratis
Contacto:
Grupo Local de Amnistia Internacional Tres Cantos

No pases olímpicamente

¡No pases olímpicamente!

El Grupo Local de Amnistía Internacional en Tres Cantos pide el apoyo de los tricantinos para recabar voluntades con el fin de que las autoridades brasileñas no utilicen el pretexto de la seguridad durante los Juegos Olímpicos para menoscabar los derechos y las libertades de la población.

Los residentes de muchas de las favelas de Río de Janeiro viven aterrorizados tras la muerte de al menos 11 personas por disparos de la policía durante este último mes de abril; así lo ha advertido Amnistía Internacional antes de que empiece la cuenta atrás de 100 días para los Juegos Olímpicos.

Sólo en la ciudad de Río, al menos 307 personas perdieron la vida a manos de la policía el año pasado; es decir, uno de cada cinco homicidios cometidos en la ciudad. Mientras, las autoridades no han obligado a los responsables a rendir cuentas y cada vez se inclinan más por planteamientos de mano dura contra protestas callejeras básicamente pacíficas.

La situación general de los DDHH en Brasil resulta poco esperanzadora. Veamos algunos datos:

  • La nueva legislación antiterrorista ha provocado que miles de activistas y manifestantes ahora están expuestos a ser detenidos en aplicación de la nueva legislación antiterrorista de Brasil. La nueva ley federal antiterrorista aprobada en febrero de 2016 pone en peligro a manifestantes y movimientos sociales al penalizar actos relacionados con el ejercicio del derecho a la libertad de reunión.
  • Cada vez hay más personas detenidas en manifestaciones previas a la celebración de la Copa Mundial de Fútbol en 2013: Rafael Braga, detenido en la manifestación del 20 de junio de 2013 y condenado a cinco años de prisión, continúa en la cárcel. Rafael llevaba consigo un producto de limpieza embotellado y fue declarado culpable del delito de portar material explosivo, a pesar del hecho de que el análisis pericial del material indicó que no era explosivo.
  • No se ha regulado el uso de las llamadas “armas menos letales” mediante directrices operativas, formación rigurosa y normas de selección y comprobación del material. Estas armas, que incluyen balas de goma, granadas paralizantes, pulverizadores de sustancias químicas irritantes, gas lacrimógeno y otras, han sido ampliamente utilizadas para reprimir manifestaciones pacíficas en Brasil.
  • Una movilización desproporcionada de fuerzas de seguridad en determinados barrios y favelas. En 2014, el ejército brasileño fue desplegado en Maré, complejo de favelas de Río de Janeiro, en torno a los partidos de la Copa Mundial de Fútbol. Miles de soldados y policías militares estuvieron más de un año destacados en la comunidad y hubo informes sobre múltiples abusos, como el caso de Vitor Santiago Borges, que ahora tiene 30 años: el año pasado, el ejército disparó contra él cuando entraba en la favela para ir a su casa acompañado de unos amigos. Perdió parte de la pierna. Se prevé que semejante estrategia se vuelva a repetir de cara a los Juegos Olímpicos.
Si te gusta, comparte
Share

Deja un comentario